img-home-ponentes

Fran Alcalá: “TST ha de ser referente en el sector de productos IoT extremo a extremo”

Francisco Alcalá, CEO de TST Sistemas, tiene muy claro el futuro de la empresa que dirige, quiere que sea el gran referente mundial del sector de productos IoT extremo a extremo. Poco a poco, y con gran esfuerzo, lo está consiguiendo. Actualmente TST es reconocida internacionalmente en el campo de la ciberseguridad de sistemas embebidos y conectados. Un año más TST patrocina el Foro Emergentes, y Fran Alcalá participará en la mesa redonda sobre negocios conectados.

TST Sistemas es una empresa cántabra, pionera en desarrollo de Internet de las Cosas (IoT) en España. Además de expertos mundiales en ciberseguridad IoT, son la ingeniería de referencia del grupo industrial japonés SEKISUI, y los proveedores de sensórica volumétrica de la multinacional MOBA Mobile Automation.

¿Qué abarca la definición de diseño de producto conectado?, tema a considerar en la mesa de debate en la que participa.

“Cuando hablamos de diseño de producto conectado, podemos referirnos a la concepción del servicio (aspecto, interfaz de un producto) o a su desarrollo e ingeniería. Si hablamos de lo segundo, de ingeniería, es donde TST tiene gran experiencia”.

TST ha apoyado Emergentes desde su primera edición. ¿Qué les aporta un congreso sobre tecnologías habilitadoras?

“Una primera reflexión es que, si quieres que algo ocurra, debes apoyar para que sea así y no esperar a que otros lo hagan. España necesita que los actores en este campo nos conozcamos, apoyemos y coordinemos, para poder hacer cosas grandes en la industria, cada uno desde su negocio y posición en la cadena de valor. Emergentes nos permite darnos a conocer, a la vez que aprender sobre lo que está ocurriendo en nuestro entorno”.

Actualmente TST participa en un proyecto de colaboración en la UE y Japón sobre cómo los humanos pueden también actuar como sensores y ofrecer información relevante para las ciudades inteligentes. ¿Nos puede ampliar este concepto de humano sensor?

“El proyecto se llama M-Sec, financiado por H2020, y se desarrolla en Santander y Fijisawa como entornos de prueba. Su principal temática se refiere a aspectos de seguridad e integración de las tecnologías IoT, Edge Computing y Cloud para aplicaciones en Ciudades Inteligentes. El concepto “humano-sensor” es algo tan sencillo como que los ciudadanos puedan reportar, a través de una app móvil, a los ayuntamientos las incidencias que vean por la calle. En vez de instalar un sensor de luminosidad para detectar que una farola no ilumina, la gente manda un aviso a través de una app. Lo interesante del proyecto es toda la seguridad que montamos alrededor de la app para garantizar la comunicación, protegiendo al ciudadano. Este no es más que uno de los varios casos de uso que implementamos en el proyecto”.

Cuéntenos más proyectos actuales de TST

“Nosotros mantenemos una línea constante de participación en proyectos de I+D cooperativos, principalmente en consorcios europeos. Actualmente, el mismo M-Sec, o SECREDAS (ECSEL) o MuSIC son proyectos europeos donde trabajamos con los grandes actores europeos en el campo de la ciberseguridad de los sistemas embebidos conectados (ST-Microelectronics, NXP, Gemalto, etc). Respecto a mercados verticales, seguimos muy activos en gestión de residuos urbanos, donde somos los proveedores de sensórica en exclusiva para la multinacional MOBA Mobile Automation. También señalaría nuestra asociación de más de dos años con el grupo industrial japonés SEKISUI, para los que somos la ingeniería de referencia para su incursión en el mercado IoT en Japón”.

¿Cuáles son los planes de futuro para TST?

“Consolidar nuestra posición como centro de desarrollo de productos IoT. TST ha de ser referente en el sector de productos IoT extremo a extremo. Abrir operaciones en Japón, con un centro de trabajo local. Queremos trabajar con la Universidad, para apoyar una formación específica en IoT dentro de la Ingeniería de Telecomunicación”.

En cuanto a cosas conectadas, ¿en qué sectores se han desplegado más conectividades, a nivel europeo?

“Sobre todo en la seguridad (centrales de alarma), como bien conocemos. En la gestión de residuos (sensores de llenado de contenedores), que cuenta ya con grandes despliegues, sobre todo en el norte de Europa. La logística también cuenta ya con un gran parque de dispositivos…Son numerosos los sectores. TST se ha centrado en industria, agro y ciudades”.

¿Cómo definiría el sector IoT, desde su experiencia?

“El ecosistema actual se compone de muchas microempresas con capacidad para hacer una ingeniería de desarrollo correcta. Sin embargo, no hay tantos centros de diseño, con la experiencia y medios, para llevar esos desarrollos a producto. Es decir, con la capacidad y experiencia para ofrecer optimización de costes, control de calidad, fabricación y test, en volumen”.

Últimamente la expresión de moda es “Edge Computing”. ¿Qué papel puede jugar esta tecnología en el ámbito IoT?

“IoT lo solemos entender como objetos de baja complejidad computacional conectados a la nube, con toda la infraestructura y servicios que lo acompañan. Entendemos que son dispositivos inalámbricos, alimentados a batería y con requisitos de ultra bajo consumo. Edge Computing, por otra parte, se refiere a la posibilidad de realizar funciones computacionales complejas, no en el servidor central, sino en el mismo dispositivo remoto. Un ejemplo claro sería una cámara de vídeo que realiza, por sí misma, las funciones de análisis de imágenes. Lo que hace es descargar al servidor central de la tarea, además de reducir los requisitos de latencia y ancho de banda de las comunicaciones. El concepto de “Edge Computing” aplicado al IoT consistiría en, por ejemplo, no enviar al servidor todas las medidas que realiza un sensor, sino procesarlas in situ y reportar solo cuando ocurre determinada condición o patrón. Para decidir por una u otra opción debemos estudiar el coste de ese procesado local frente al coste de comunicaciones y procesado en servidor, así como la necesidad de permanencia de los datos originales. Lo interesante es que la ecuación evoluciona y cambia con la tecnología, ya que las capacidades y costes varían en el tiempo. Ya próximamente veremos la llegada del 5G, lo que esperamos supondrá un cambio total del paradigma.

PATROCINADORES PLATINUM